Emprendedores en cuarentena: Martín Horacio Bustamante

Esta semana te compartimos la experiencia de Martín durante la cuarentena. Nos cuenta como se adaptó y como usa la tecnología a su favor en esta época.

“Actualmente vivo solo, alquilo una pieza, cocina y baño. Mi familia está conformada por mis hijos, mis nietos y mis sobrinos.

Hace tiempo que vengo trabajando dando talleres literarios de poesía y narración oral en la fundación Scholas y en la Universidad de San Martín en el complejo penitenciario de José León Suárez propiamente en el Cusam, en la unidad penitenciaria Nº 48.

La pandemia me afectó muchísimo porque lamentablemente soy un dinosaurio tecnológico y me cuesta muchísimo poder seguir el ritmo de estar conectado y dando los talleres de modo virtual, pero ahí voy, tratando de llevarla como puedo. Por suerte tuve la oportunidad de poder seguir trabajando por intermedio de la tecnología, me tuve que amigar. 

Además recibo del Gobierno un subsidio mensual por parte del patronato de liberados y sigo trabajando para la fundación Scholas con los talleres que doy por Zoom. No es lo mismo el modo virtual, la convocatoria no es la misma, hay días que se conectan muchas personas y otros días menos. Tomé un microcrédito en Avanzar para poder comprar una computadora usada que me sirvió para seguir trabajando y tratando de competir, de existir y sobrevivir en el mercado laboral, en modo virtual.

Ahora estoy lanzando un curso de forma particular por Zoom y espero que se inscriban muchas personas y participen. Quiero empezar a gestionar mis espacios de capacitación de manera independiente y trabajar así, porque asumo y creo que vienen meses muy difíciles.

Quiero invitar a rodos y todas las que se quieran acercar al mundo de la escritura, de la poesía que se sumen a los talleres. Como las personas que vienen al taller ya saben escribir, mi propuesta no es enseñarles a escribir, si no que trato de que aprendan a corregirse así mismos y que puedan ver que la poesía es mucho más que la palabra escrita, la palabra literal, busco que puedan ver que la poesía emerge de las palabras que escriben.¨

 

Para conocer más sobre sus talleres y espacios de capacitación, contactate con Martin al 15 55694104

Emprendedores en cuarentena: Victor*

Charlamos con Victor* un vecino del Barrio Padre Rodolfo Ricciardelli – Villa 1.11.14 y nos contó su experiencia en este contexto y nos compartió su opinión sobre estos temas. Él toma los servicios de Avanzar y además colabora y participa constantemente en nuestras actividades. 

“Quiero compartir lo que pasa en las villas.

En donde yo vivo no hay cuarentena, se abrieron nuevas verdulerías, locales que venden bebidas alcohólicas, los negocios están sin control, entonces no hay cuarentena. Con esta situación no van a bajar los contagios y las muertes.

Nos prometieron asistencia y atender con ayuda, teníamos conocimiento de que mandaron toneladas de alimentos, pero conozco gente que realmente necesita y apenas recibió una o dos cajas y como siempre, la mayor parte se quedaron quieren partían y repartían.

Aquí hay personas que tiene hasta cinco edificios, con más de cien cuartos, los dueños no viven en Argentina y cobran todos los beneficios. En la villa la mayoría de los cuartos de estos edificios, son piezas de 2×3 metros y se nos alquilan con precios abusivos, con condiciones humillantes, incluso aveces, además de pagar un alquiler que ronda los $5000 te obligan a hacer reparaciones, comprar puertas, chapas, duchas, pintura y te cobran depósitos que ya no devuelven. Si las personas se enferman y no pudieron pagar el alquiler, te rompen los candados o chapas y se quedan con lo que quieren, y sin más los echan con amenazas, de que si hablan o hacen alguna denuncia, van a lastimar a sus hijos o a su familia.

Hay mucho para dar a conocer de lo que pasa en las villas realmente.

Desde un principio sabía lo que sucedería, quiero decir que el virus del COVID-19 no mata tanto como la política, la corrupción o la desigualdad. La verdad es que murieron muchos, también murieron muchas con femicidios, violaciones de toda índole y a toda edad.

La corrupción se da en cadena, en nombre de enfermos y pobres, habían sobreprecios, todos ya saben el desenlace.”

 

*Victor es un nombre de ficción, la persona que nos dio su testimonio en esta charla prefirió mantener en secreto su identidad.

Campaña de doncación

Seguimos trabajando para acompañar a las familias pertenecientes a barrios de emergencia del Sur de la Ciudad de Buenos Aires.

En este nuevo contexto, la cuarentena obligatoria ha hecho que muchos emprendedores y emprendedoras deban frenar su actividad. Vos podés ayudarnos a estar más cerca. Sumate con tu donación. Hacé clic en la imagen para conocer nuestra campaña en DonarOnLine.com.

Si preferís hacerlo por MercadoPagos, clic acá.