Nuestra Historia

Desde la Asociación Civil Avanzar por el Desarrollo Humano trabajamos en la inclusión financiera de los sectores más postergados para que puedan crecer económica y laboralmente, acompañando el desarrollo de sus emprendimientos mediante la entrega de microcréditos y las capacitaciones en oficios.

 

 

Cronología

 

En el año 1998, Marta Beckerman y un grupo de personas comenzaron a colaborar en el Comedor del Barrio Los Piletones, un centro urbano carenciado que se ubica en Villa Soldati, Buenos Aires. Durante esa experiencia, y con el apoyo del Banco Credicoop de dicha localidad, se inició un proyecto de Microcréditos. 

A principios del año 2000, Marta decidió construir un proyecto formal basado en la experiencia de los dos años anteriores, para amplificar la acción de las microfinanzas y el acompañamiento a los sectores más vulnerables. 

 

Utilizando como base los postulados de Muhammad Yunus  y su propia prueba piloto en Villa Soldati, formó, a mediados del 2001, la Asociación Civil Avanzar por el Desarrollo Humano.

 

Además, para el inicio de este proceso contó con la colaboración voluntaria de algunos alumnos y alumnas de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, lugar donde Marta se desempeña como profesora. 

 

De esta manera, generó dos grandes pilares que fue desarrollando con el paso del tiempo: 

  • Un sistema de otorgamiento de microcréditos personalizado para cada necesidad.
  • Un servicio de capacitaciones gratuitas en oficios y actividades diversas.

Desde ese momento y de forma ininterrumpida durante todo este tiempo, Avanzar acompañó a muchas familias en distintas situaciones, como el inicio de un emprendimiento, las obras de refacción de su casa o el aprendizaje de un oficio para afrontar la vida laboral. 

 

Debido al éxito de las propuestas y al apoyo de numerosas entidades públicas y privadas, Avanzar extendió sus actividades a otros barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como la Villa 3 (Fátima), Villa 15 (Ciudad Oculta) Villa 20, el Barrio Padre Ricciardelli (ex villa 1-11-14) y la Villa 21-24, incluyendo a todos sus barrios aledaños, así como algunas localidades de la Provincia de Buenos Aires. 

 

Además llevó a cabo diversos proyectos en conjunto con otras organizaciones, como la Universidad de Buenos Aires, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Comisión Nacional de Microcrédito (CONAMI), la Fundación Avina-City y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, entre otras. También  profundizó sus relaciones con organizaciones que actúan en las zonas de trabajo como Mediapila, La Flecha, la Corporación del Sur, diferentes comedores populares, y muchas otras.