Leonardo – Taller de Costura

icono003

Empecé hace 2 años con Avanzar, y ya voy por el cuarto crédito. Hace dos años, necesitaba un crédito para comprar maquinaria. No estaba en blanco: no tengo recibo de sueldo ya que trabajo de manera independiente, entonces con el banco era imposible.

Me acerqué a Avanzar para crecer un poco más. Para ser honesto, averigüé, y había otras posibilidades, pero Avanzar me quedaba cerca y el trámite no era tan problemático como con otros. Ahí las cosas se hacen con confianza, y eso para mí es lo más importante, hay confianza entre Amanda (mi asesora de crédito) y yo.

Ahora me están prestando 4000 pesos, en toda confianza. Compre maquinaria con mis prestamos y ahora tengo el taller completo. Lo que pasa es que mientras más prestamos sacás, más cosas podés hacer. Agrandamos el taller: ahora trabajamos seis pero tengo capacidad para más. Antes éramos solo yo y mi señora. Di laburo a otra gente, y eso esta bueno. Tener la maquinaria completa es lo importante en el mundo de la costura, porque si tenes eso, te dan laburo hasta lo mas complicado.

Con los préstamos siento que crecí al nivel personal, si ahora me siento que crecí. Ahora necesito otro crédito para automatizar el taller: quiero comprar maquinas electrónicas y valen mucho. Sin crédito, me costaría mucho mas avanzar. También cuando tenes una deuda, sabes que tenes que trabajar mas para pagar, y pagando tu deuda de a poquito no se siente tanto el esfuerzo que como cuando tenes que ahorrar y pagar todo de una.

La maquina una vez que la tengas te genera ganancia y así funcionan las cosas. Ahora mi mujer Elba recién sacó un crédito también, para una actividad de venta de ropa interior, yo le convencí que lo sacara. No era una obligación: si bien somos marido y mujer ella hace lo que quiere no la voy a obligar. Pero se convenció y Amanda vino para ella también. Rolando también sacó un crédito, es el muchacho que trabaja conmigo en el taller, y me acuerdo que después de haber retirado el cheque llegó con una cara de felicidad total! Sacó poquito porque era su primer crédito, pero después piensa sacar más para seguir trabajando conmigo en el taller y también comprar sus cosas como lo hice yo.

Con Amanda siempre tuve una muy buena relación, incluso cuando me atrasé y que tuve problemas. Cuando entré a esta casa tuve que poner mucha plata y no pude pagar mis cuotas a tiempo, pero hablé con ella, y pague las cuotas con los intereses atrasados y ellos supieron entender. Amanda sigue confiando en mí.

Para mí el secreto de un buen emprendedor es hacerla trabajar a la plata que sacás como préstamo. Siempre hay que mirar para adelante, a ver lo que podes hacer. Yo pensaba mucho en el interés que tenía que pagar, y me parecía mucho pero si haces trabajar bien la plata no es tanto al final, eso es lo bueno. Antes había sacado crédito en otros lugares para hacer negocios, porque antes tenía un taller en blanco y pagaba el monotributo.

Ahora lo que quiero es sacar un crédito mayor para comprarme una casa, y alquilar piezas para pagarlo todo.Voy por eso: una casa que sea mía, para mi familia y yo. Y siempre renovando el crédito con Avanzar.

Lo único un poco negativo a veces es si te pones a pensar en el interés que terminas pagando, pero por lo demás es una gran ayuda los microcréditos de Avanzar. Todo eso siempre lo hago para mí y para mi familia, para sentir que le puedo ofrecer cosas mejores a mi familia. Tenemos cuatro hijos con mi mujer.

Yo empecé a trabajar a los 14, y hace  años me vine de Bolivia para Buenos Aires. El trabajo era más duro antes: antes de tener mis maquinas propias, trabajábamos 13 o 14 horas al día, ahora solo trabajamos de las 8 de la mañana a las 9 de la noche, y nuestros empleados trabajan menos que nosotros. Es que la competencia en el sector de la costura es terrible entonces siempre tenés que avanzar y mejorarte.

Desde que saqué los créditos y que pude comprarme las maquinas, mejoró mi calidad de vida.

volver